Motivación y Psicología Positiva.

Luces y Sombras.

No es necesario extenderse demasiado, cuando hay algo que está absolutamente comprobado, y se sabe a ciencia cierta que es verdad. Para resumirlo, se podría de decir algo tan elemental, como que, las cosas buenas nos benefician y las malas nos perjudican. Unas y otras, no se puede controlar en su extensión, ya que las personas vivimos supeditadas a lo que nos depara el destino, lo que si es real, es que la actitud propia de cada individuo, lo predispone en un sentido o en otro.

En la existencia humana, hay muchos caminos por los cuales las personas pueden transitar, unos los hacen por decisión propia, que es lo ideal, y otros para su desgracia, no tienen la posibilidad de elegir (o no quieren hacerlo), y van por donde les mandan.

Sin embargo, al final todo se queda reducido a dos únicas direcciones, una que te lleva por el camino que conduce a la luz, y otra, que te arrastra hacia terrenos más sombríos, que irremediablemente conducen a la oscuridad .

Claro u Oscuro , esa es la elección, aunque no siempre el ser humano, tiene la capacidad y el acierto necesarios para tomar la decisión correcta, cuando tiene oportunidad real de hacerlo.

Luces: alegría, amabilidad, autoestima, adaptabilidad, autoconfianza, buen humor, creatividad, entusiasmo, ilusión, júbilo, motivación, optimismo, resiliencia, sentido del humor, superación …..

Sombras : ansiedad, aburrimiento, decepción, derrotismo, desmotivación, depresión, desconfianza, desilusión, estrés, frustración, hundimiento, ira, miedo, mal humor, odio, pesimismo, rabia, tristeza….

¿Y tú, qué camino eliges?

Fran Álvarez

Blog Fortaleza Mental. Siempre Positivo

 
 

En construcción.

Muchas veces lo seres humanos afrontamos la vida de una forma pasiva, y estamos esperando con enorme y equivocada paciencia, que algo cambie para mejorar nuestra existencia, que se nos antoja muy poco atractiva.

En demasiadas ocasiones las personas se convierten en títeres de las circunstancias, y se dejan manejar de forma incomprensible por los hilos manipuladores de otros individuos, que se cuelan sigilosamente en sus vidas, ejerciendo una personalidad dominante y controladora, que se aprovecha de la debilidad propia de mentes fácilmente manipulables, caracterizadas sobre todo por una poca o nula fuerza de voluntad, y una muy baja autoestima.

El ser humano, ha de ser siempre dueño de sí mismo, y en base a esto, ha de construir de forma sólida y contundente su paso por este siempre misterioso y muchas veces incomprensible planeta llamado Tierra.

La tarea de construcción ha de ser permanente, y no se debe de delegar en otras personas para que lo hagan por uno .

Los objetos y los animales solamente pueden ser lo que son, sin embargo los humanos somos diferentes (desgraciadamente, y en comparación con los animales, muchas veces salimos peor parados, por las cosas tan absurdas y en ocasiones, crueles, que hacemos), podemos y debemos construirnos a nosotros mismos, y llevarlo a la práctica de la forma más positiva que nos sea posible.

Existen sin embargo, ciertas barreras con las que muchos tropiezan, y quizás, en demasiadas ocasiones, se convierten en montañas imposibles de escalar, aunque a este respecto, conviene decir, que muchas veces la imponente e inaccesible cima, intimida más cuando se piensa en ella, que cuando uno se calza las botas de escalada y comienza poco a poco, paso a paso a recortar distancias con el lejano objetivo.

En muchos momentos los tropiezos son fruto de las propias auto limitaciones, que las personas se empeñan en cargar a su espalda, incluso los más masoquistas, también se las cuelgan al cuello. El resultado, es que siempre que caminan, tienen que soportar esa pesada carga, como si tuvieran que llevar pegada a su cuerpo de forma permanente, una mochila repleta de piedras, y si esto no fuese suficiente, se cuelgan un lastre extra a modo de collar de hormigón.

No exageramos en lo que aquí exponemos, si tenemos en cuenta que los seres humanos, en algún momento de nuestras vidas nos movemos dominados por un convencimiento erróneo, de que no estamos capacitados para lograr determinadas metas que nos hemos propuesto, y nos vemos a nosotros mismos, como unos fracasados incapaces de alcanzar los objetivos que pretendemos conseguir. Por desgracia, son bastante las personas que tienen estos pensamientos negativos de forma permanente.

Si nos paramos a pensar detenidamente sobre nuestra forma de comportamiento, cosa que por otra parte, no hacemos casi nunca, ya que vivimos demasiado rápido y hay poco tiempo para pararse a reflexionar sobre nuestra propia existencia, nos daremos cuenta, que en demasiadas ocasiones las personas nos vemos l astradas por un concepto equivocado y absurdo que tenemos de nosotros mismos, de nuestra forma de ser, y que nos incapacita para crecer y avanzar en cualquier actividad que pretendamos llevar acabo.

Pensamos que somos de una determinada manera, y que no podemos cambiar por mucho que lo intentemos, ya que además, somos absolutamente conscientes, de que esa forma de ser nos perjudica. Pues bien, cualquiera puede cambiar para mejorar, pero, siempre que ese cambio sea una decisión fruto del propio convencimiento, pero nunca de la imposición de otras personas.

Cambiar por que otros te dicen que lo hagas, no es una opción para nada recomendable, sobre todo a partir de ciertas edades (no hablamos de niños y adolescentes, incluso jóvenes, que necesitan de forma permanente el consejo y orientación de padres y educadores).

Cada uno ha de tomar la decisión de modificar su comportamiento, cuando está completamente seguro de ello, ya que, ha llegado a la conclusión de que eso le va a beneficiar en su desarrollo personal.

Hay otras personas sin embargo, que abandonan su labor de construcción por que les resulta mucho más fácil acusar a otros de sus propios errores. Es muy cómodo eso de señalar siempre a los demás de los fallos cometidos, y crear una permanente actitud defensiva a modo de coraza, para de forma continua tener en todo momento una justificación y no reconocer las equivocaciones que uno comete a lo largo de su vida. Una frase que define muy bien esta circunstancia, es la expresión deportiva, que se refiere a eso de echar balones fuera.

También hay quienes, en una especie de invariable postura de brazos caídos, aluden continuamente, cual disco rayado, a la mala suerte, para justificar su apatía laboral en la edificación de su propia existencia.

Construir nuestra vida, no es tan sencillo. Levantar uno a uno los pisos del propio edificio, lleva su trabajo, y sobre todo hacerlo encima de una base sólida, que no se resquebraje ante el más pequeño golpe. Habrá días con frío y otros con sol, que van pasando y moviéndose alrededor de la estructura de nuestra obra, incluso algún que otro terremoto de mayor o menor intensidad, que agitará con determinada violencia las paredes de la casa, pero si la hemos construido correctamente, seguro que aguantará la sacudida, o al menos, las posibilidades de que el edificio se mantenga en pie, serán mayores, que otras construcciones hechas sobre suelos de arcilla y barro.

Viviremos multitud de circunstancias, unas veces desfavorables y otras que estarán de nuestro lado. Habrá tiempos de abundancia, y otros de estrechez, pero en todo momento el individuo debe de mantener bien sujetas, las riendas del caballo de su propia vida, y siempre pensando en positivo. Sumar, crecer y avanzar deben de ser las flechas que indiquen el camino a seguir.

(En esta vida es fácil morir, construir la vida es mucho más difícil . Vladimir Maiakovski)

Fran Álvarez

Curso Liderazgo Entrenadores.

Curso Trabajo y Dirección Equipo.

Fútbol Trainer Formación: Liderazgo y Dirección.

futboltrainerformacion@hotmail.com

 
 

Las buenas vibraciones.

¿A quién no le gusta estar alegre? y si la alegría se mantiene durante todo el día, mucho mejor.

Los psicólogos y otros especialistas que se preocupan de estudiar el comportamiento del ser humano, están totalmente de acuerdo en resaltar los enormes beneficios que las emociones positivas aportan a las personas en forma de eficaz terapia que eleva de manera considerable el grado de felicidad y potencia al máximo el optimismo.

Si hacemos referencia a la salud, son muchos los estudios que han demostrado su efecto preventivo ante las enfermedades de forma general, aportando un mayor grado de bienestar, produciendo unas bondades terapéuticas, que al final se traducen en el aumento considerable de las posibilidades de disfrutar de una vida mucho más saludable.

El pensamiento, también se ve reforzado cuando aparecen las emociones positivas, pues las imágenes que se ven en nuestro interior se caracterizan por el entusiasmo y las buenas vibraciones que experimenta una persona que trata de afrontar su existencia con una actitud optimista.

Igualmente el estado de ánimo, siempre está más predispuesto a momentos de buen rollo, por así decirlo, con la gente de nuestro entorno, y se manifiesta entre otros detalles, en que somos más afectuosos, estamos más tranquilos, y mentalmente nos encontramos también más motivados para afrontar nuevos proyectos y llevarlos a cabo de una forma entusiasta favoreciendo el desarrollo de nuestra imaginación y creatividad.

Por último, las personas que se apoyan de forma habitual en sus emociones positivas, tienen una mayor capacidad para superar las adversidades, ya que se hacen más resistentes a las circunstancias negativas que en un momento determinado, les puede tocar vivir, y esto es debido a que ser positivos, proporciona una mayor cantidad de recursos psicológicos que en forma de herramienta sanadora, se pueden utilizar en beneficio propio y también en el de otras personas cercanas e incluso ajenas.

Fran Álvarez

 
 

Ayer, hoy y mañana.

No cabe duda alguna, que lo único real que existe en la vida del ser humano, es el presente, el hoy, ayer ya pasó, y mañana no llegó . No obstante, siempre que nuestras emociones se canalicen de forman positiva, podemos echarle una mirada de reojo al pasado o dirigir la vista a lo lejos para ver lo que el futuro nos puede deparar, con un enfoque real, pero siempre bajo la bandera del optimismo, ya que lo uno en absoluto está reñido con lo otro, y si así los hacemos, estamos nutriendo a nuestro cerebro con una alimentación sana, y no con comida basura, que es la que la que empleamos cuando abrazamos al muñeco de la negatividad .

Si centramos nuestras emociones, por ejemplo, en el mundo de la actividad física y el deporte, por que somos practicantes habituales de ejercicio en sus diversas formas (como es el caso de quien escribe), podríamos establecer el pasado y el futuro con el siguiente enfoque positivo en cada caso.

A) Emociones de Ayer : Aquí podríamos referirnos a la satisfacción de haber conseguido un objetivo personal, como puede ser, haberse recuperado de lesión después de muchos meses de inactividad, a base de constancia y sacrificio, trabajando en un determinado programa de recuperación.

B) Emociones de Mañana: En este caso, el ejemplo a aplicar, puede ser el de ese corredor que afronta su primera carrera de Maratón, esos 42 kms y pico, que el deportista se ha propuesto recorrer, y para los cuales se ha de preparar afrontando el reto con gran optimismo y enorme autoconfianza.

Nos queda por último, lo que estamos viviendo en el momento, el aquí y ahora . La realidad de la vida diaria. Lo que existe.

C) Emociones de Hoy : Aquí el enfoque podemos hacerlo sobre un deportista aficionado que todos los días se entrena por su cuenta, ya sea, correr, nadar o patinar, por citar algunos ejemplos, y afronta es trabajo físico diario con un gran entusiasmo y con la satisfacción que le produce hacer deporte, aunque esto suponga siempre un gran esfuerzo y sacrificio.

En definitiva, el objetivo, es canalizar las emociones siempre de forma positiva, tanto las que estamos viviendo en el momento, que son las más importantes obviamente, como las que hemos vivido y las que pueden venir, si las esperamos con una buena predisposición anímica, y para todas nos apoyamos en conceptos como satisfacción, optimismo, autoconfianza, entusiasmo, y muchos otros similares que pertenecen a la familia del vivir siempre en positivo.

Fran Álvarez

Blog Fortaleza Mental. Siempre Positivo

 
 

Frases de Motivación (6)

"La actitud positiva debe ser un hábito, trabajado todos los días sobre todo en las situaciones adversas".

(Gabriel Alemany)

Curso Trabajo y Dirección Equipo.

 
 

Frases de Motivación (5)

"Solo se sabe de verdad lo que se aprende sin cesar".

(Jean-Claude Carriere)

Curso Trabajo y Dirección Equipo.

 
 

El Arquitecto.

Arquitectura vital.

Construir una vida.

Construir TU VIDA.

Ladrillo a ladrillo.

Peldaño tras peldaño.

Con el cemento de tus errores.

Con la paleta de tus aciertos.

Un piso.

Otro piso.

El edificio crece.

Siempre ganando altura.

No hay techo.

Imponente.

El límite son las estrellas.

Construir.

¡Siempre construir!

¡Siempre crear!

Tu cabaña.

Tu refugio.

Tu escondite.

Tu casa.

Tu vida.

¡Siempre, construye tu vida!

Tú eres el Arquitecto.

El único Arquitecto.

Tú diseñas los planos.

Tú diriges la obra.

Tú ejecutas la acción.

¡Siempre TU!

¡No dejes que otros construyan por ti!

Tu vida es tuya,

Solo tuya.

Y de nadie más.

Piensa sin miedo.

Imagina en libertad.

Crea con decisión.

Dale forma a tu espacio.

Inventa tu paraíso.

Corre libre por tu campo.

Tú.

¡Siempre TU!

Edifica tu existencia.

Forja tus cimientos.

¡ERES EL UNICO ARQUITECTO!

¡No cedas la propiedad de tus decisiones!

¡No admitas imposiciones de otros constructores!

¡No esperes a la eventualidad de la suerte!

La construcción de tu vida solo admite un único Arquitecto.

Fran Álvarez.

"Cada cual fabrica su destino, no tiene en ello parte alguna la fortuna"

(Miguel de Cervantes)

 
 

Frases de Motivación (4)

"Un buen resultado es el haber hecho lo mejor posible".

( John Wooden)

 
 

Frases de Motivación (3)

"Lo que uno vale, lo determina uno mismo. No eres tú el que tienes que demostrarlo a los demás, son ellos los que tienen que valorarlo si quieren. Si las relaciones humanas fueran como la fruta madura, sé árbol y deja que esta cuelgue de tus ramas, alguien la arrancará ó no, pero no vayas ofreciéndola como un frutero que pretende colocar su mercancía, porque unos no la quieren, a otros nos les gusta, otros no la necesitan y muy probablemente muchos tengan un concepto equivocado de como sabe, pero ese es su problema y no el tuyo".

(Fran Álvarez)

 
 

Frases de Motivación (2)

"Correr es una forma de sentirse libre. No dependes de nadie, sólo de ti mismo. Si te paras no llegas".

(Fran Álvarez)

 
 

Decisión.

Corta de una vez por todas las cuerdas que te atan a tus miedos.

Atrévete a cruzar la frontera del mundo donde ya no existen tus complejos.

Escapa de la cárcel de tus fracasos.

Rebélate contra el decreto de aquellos que quieren imponerte sus ideas.

Rompe las cadenas que arrastran el peso de tu pasado.

Huye de aquellos que tienen el pesimismo por bandera.

Y no te fíes nunca de los que quieren venderte una parcela en el paraíso.

Fran Álvarez.

 
 

Frases de Motivación (1).

"Si el barco de tu vida se hundió en el pasado, no permitas que los restos del naufragio te impidan ver el presente".

(Fran Álvarez)

 
 

Me río.

No ando, corro.

No me paro. Sigo el camino.

Siento, respiro, vivo.

Ahora calor y aparece el dolor.

Pienso y me río.

Mismo camino.

Paso más corto.

Corro, pequeño salto y me río.

Me duele, sigo vivo.

Llueve, viento, vuelve el frío.

Sudor, dolor, vuelve el calor.

No me fío.

Quizás retorne el frío.

Otro día más y corro.

Correr y correr.

¡Gracias!.

¡Me siento vivo!

Y sigo.

Paso largo, mismo camino.

Me duele, pero me río…….

Fran Álvarez.

 
 

Optimizate.

Tengo frío, me río.

Tengo calor, busco frescor.

Estoy cansado.

Voy a la piscina, y nado.

Me duele la cabeza.

Me tomo un Zumo de Cereza.

No tengo dinero.

¡Tranquilo, es pasajero!

Se me cae el pelo.

Hago como con el mal olor, no lo huelo.

Estoy desempleado.

Peor es estar explotado.

El que no se consuela es por que no quiere.

Fran Álvarez.

 
 

La Maleta.

Abre esa maleta grande que guardas en secreto, desde hace tanto tiempo en un rincón de tu desván, en ese sitio camuflado que tan sólo tu conoces, y comienza a meter en ella todas esas cosas insanas que te acompañan día tras día y que cada vez te resultan más y más pesadas, esos inseparables dardos que continua y machaconamente se clavan en tu cuerpo y no te dejan vivir, esas barreras invisibles que como pegajosas lapas te impiden avanzar como si una gigantesca mano te agarrara con una fuerza descomunal, para evitar cualquier movimiento.

No lo dudes, ahora es el momento de utilizar esa maleta olvidada, y meter en ella todas esas cosas que te están amargando la vida. Es hora ya, de que alejes definitivamente de tu existencia ese lastre que te mantiene continuamente acorralado, que te oprime, que como una esponja absorbe el oxígeno de tu espacio vital y que acabará por asfixiarte si no lo eliminas de forma drástica.

Ahora, que por fin te has decidido a abrir esa maleta, que hasta el momento era un trasto inútil, aprovecha y saca definitivamente del armario esa colección de desastres que has ido acumulando a lo largo de tu existencia, tan afanosa y concienzudamente. Además, sabes de sobra que sólo son de tu exclusiva propiedad, nadie tiene la culpa, de que con esmero los hayas hecho tuyos año tras año, gracias entre otras cosas a tu torpeza y falta de acierto, no hay duda alguna, que has ganado méritos más que suficientes para ello.

Tus errores, tus desengaños, tus fracasos, en fin, todo eso que te debilita y que con la experiencia de la vida has de ir poco a poco evitando, para que te salve la sabiduría del que con el paso del tiempo, ha ido aprendiendo de sus errores.

Quizás nunca llegues a ser sabio, ó quizás lo consigas cuando ya sea tarde y te quede poco tiempo, pero al menos, que los años te sirvan como mínimo para alejarte de esa pertinaz ignorancia que muchos arrastran desde el día que nacen, y ahí sigue imperturbable, cuando dan su último aliento.

Y cuando tengas bien llena la maleta, cierrala rápidamente, ponle un candado y tira la llave, a un sitio donde nunca puedas volver a recuperarla, para que no tengas la tentación masoquista, de intentar profanar la tumba en la que has enterrado para siempre tu negatividad, ese dolor, que en forma de perdigones te ha dejado el alma como un colador. No cometas el error, de volver a buscar la forma de abrirla y continuar lesionándote a ti mismo con todo eso que guardaste, y que has alejado como remedio curativo en forma de terapia espiritual.

Y por supuesto, tampoco te quedes con la maleta, por que muchas veces, aunque se haya tirado la llave, siempre los seres humanos, con manifiesta torpeza y falta de inteligencia, tenemos tendencia a volver a tropezar de nuevo con la misma piedra, una y otra vez y nos las ingeniamos astutamente para auto flagelarnos, y al final buscamos el modo de volver a abrir de nuevo la maleta, así que, mejor hacer desaparecer ese bulto horrible, para siempre, hay que destruirla, quemarla, tirarla al pozo más profundo que encuentres o meterla en un tren que vaya al fin del mundo en un viaje solo de ida, pero de una u otra forma aléjate para siempre de ese trasto malvado, si no quieres que su contenido vuelva a presentarse ante ti, en forma de fantasmagórica presencia que te acompañe eternamente.

Fran Álvarez.

¡ FELIZ AÑO 2.011 !

Curso Liderazgo Entrenadores.

 
 

Fortaleciendo la mente con energía positiva.

Hay que tener en cuenta que para nuestra salud física y mental es muy importante pensar siempre o al menos intentarlo con todas nuestras fuerzas, en positivo. Cuando lo hacemos estamos favoreciendo no solo llevarnos bien con nosotros mismos, lo cual, es de suma importancia para nuestro equilibrio mental, también se mejora la relación con las demás personas que forman parte de nuestro entorno, y estamos logrando que nuestra vida sea mucho más fácil de llevar y en definitiva más placentera.

Pensar en positivo hace que uno se sienta mejor y eso es indudable que repercute en nuestra salud en el aspecto más beneficioso posible, tanto a nivel físico, como psíquico y espiritual. Resulta evidente que la negatividad no aporta beneficio alguno, al contrario, incide de forma dañina en nuestro organismo. Algunos estudios han llegado a la conclusión que cuando se tienen pensamientos negativos el sistema inmunitario del ser humano se debilita y se hace más propenso a las enfermedades. Por eso hay que hacer todo lo contrario, es decir tener pensamientos positivos que van a dar un soplo de aire fresco a tu existencia, más energía en tu vida diaria, van a evitar que el pesimismo aparezca con frecuencia, van a aumentar tus momentos de alegría, facilitaran tu convivencia con el resto de los mortales y muchas veces eliminarán esos estados de irritabilidad o enfado que tantas veces se asocian al quehacer diario de la vida de las personas.

Ser positivo es pensar en positivo. Tener pensamientos que nos favorezcan, que nos hagan estar más contentos y satisfechos el mayor tiempo posible y eliminar aquellos que nos hacen daño, ese es el objetivo y depende solamente de uno mismo. Para muchos puede ser una tarea difícil, pero hay que intentarlo (nada bueno es gratuito) y en todo caso aprender de todas aquellas personas que han cambiado el chip y viven su vida en positivo, con pensamientos que favorecen su estado de ánimo y que les hacen vivir una existencia como mínimo mucho más agradable, plena y satisfactoria.

Que duda cabe, que la expresión tan conocida de ver la botella medio llena o medio vacía, refleja claramente esa línea divisoria existente entre lo positivo y lo negativo. Muchas personas no la cruzan nunca. Los que están en el lado del "más" siempre tendrán una vida mejor que los que se encuentran en el terreno del "menos".

La "Ley de la Atracción" viene más o menos a decir, que el ser humano es como un imán, que atrae tanto lo bueno, como lo malo, atraigamos pues lo positivo pensando siempre en ello, y será lo que recibamos.

Fran Álvarez.

Curso Liderazgo Entrenadores.

 
 
Página 1 de 1. Total : 16 Artículos.